Para estar al día sobre noticias financieras

  • Problemas para la financiación de empresas por el Brexit
19/02/2019

Problemas que afectarán a la financiación de empresas por el BREXIT

La salida del Reino Unido de la Unión Europea ha traído consigo unas consecuencias económicas considerables, incluyendo problemas que afectarán a la financiación de empresas que, grandes o pequeñas, muestran su preocupación ante las medidas que deberán tomar.

En este momento, aún no existe acuerdo con respecto al Brexit y con un escenario de próximas elecciones en Gran Bretaña (12 de diciembre), aún es muy incierto si el nuevo primer ministro podrá definir si el país debe irse o permanecer en la UE.

No obstante, la incertidumbre por la ya marcada crisis política ha generado un terrible impacto entre las empresas locales e internacionales, medianas y pequeñas que prestan sus servicios a grandes proveedores, negocios y fabricantes, al punto de estar entre los principales afectados de un Brexit sin acuerdo.

Como afecta a la Financiación de empresas

Entre los datos que maneja la Federación de Pequeñas Empresas (FSB por sus siglas en inglés), un 39% de las pequeñas empresas pensaban que un Brexit sin acuerdo tendría un impacto negativo a su financiación, en comparación con el 34% que pensaba que no tendría impacto en lo absoluto, un 11% un impacto positivo y un alarmante 16% que indicó no conocer impactos en sí.

Después de más de 3 años de una crisis en la que todavía no existe decisión o resolución en cuanto al Brexit, las consecuencias a la financiación de empresas pueden involucrar desde impuestos, falta de políticas de apoyo y desintegraciones de empresas que se formaron después del tratado de la Unión Europea.

Sin embargo, como cualquier crisis, existen aspectos positivos que podrían ser la carta bajo la manga para muchos empresarios, inversionistas y emprendedores. Analicemos todos los puntos para conocer el real impacto ante la financiación de negocios.

Impuestos inesperados a pequeñas empresas

Según datos de Avalara VATLive, más de 130.000 pequeñas empresas en Gran Bretaña deberán pagar el IVA por adelantado, gasto que deberán desembolsar justo después del Brexit.

Además, como es la primera vez que los parlamentarios llevarán a cabo dicha ley, no hay precedentes en cómo podría evitarse grandes daños más que una extremadamente cuidadosa planeación por las pequeñas y medianas empresas.

¿Es similar a los impuestos que ya se pagaban o es un pequeño aumento? No, es un impuesto adicional y un costo de IVA, además del costo del producto en sí. De esta forma, entre las medidas que pueden tomar los dueños de pequeños comercios que importaban sus bienes de Europa son:

    1. Buscar proveedores dentro del Reino Unido.
    2. Negociar bienes para obtener costos bajos.
    3. Planear aranceles que acarreen los costos altos de impuestos para productos que ahora se considerarán “importados” dentro de los comercios.

Consecuencias en la financiación empresarial para todos los sectores

Alrededor del 90% de los gigantes empresariales indican haber tomado medidas activas para evitar daños e impactos del Brexit.

En este caso, la consecuencia no fue negativa para este sector, puesto que se basaron en las informaciones sobre la situación política y económica, aunado a la consciencia de la fecha límite para evitar gastos.

Haciendo que de esta forma, pudiesen evitar grandes pagos de impuestos y, a costa de excesivos gastos para reducir el golpe financiero.

No obstante, por otra parte un tercio de las PYME indicó estar informados sobre los comunicados gubernamentales respecto a este tema y un 15% de las pequeñas empresas, más el 19% de las medianas se alentaron al sentir que los comunicados que leían eran mensajes del gobierno ofreciendo una mano ante las repercusiones de tales acciones.

Importadores y Minoristas del Reino Unido

Este sector dentro del escenario económico del país será sin duda uno de los más afectados, puesto que este grupo tiene una realidad diferente actual que en contraste con lo que se viene encima, no vaticina la mejor de las vistas.

Por ejemplo, estos pequeños comercios operan con un costo del IVA que se puede distribuir a lo largo de una cadena de suministro por importar desde la Unión Europea.

En el 2020, estos impuestos se sumarán de manera directa e inevitable a los dueños de las empresas (pequeñas, medianas y grandes), montos que no podrán esperar recuperar después de que finalice la cadena de distribución sino que deberán de pagar de inmediato.

Por ende y en temas generales, para el tema de la financiación de empresas, los bancos poseen un reto al plantear sus planes, ya que no contaban con un empresario, emprendedor o dueño de comercio que posea un gasto significativo y que, a modo consciente, sabe que tardará más que antes en recuperar.

Así que el sector de minoristas cuyos proveedores son de la Unión Europea se enfrenta a una gran deuda que atenta, no solo con sus negocios sino con una temida alza de precios y modo de vida en el país en sí.

Numerosos sectores

Por otro lado y siendo más específicos, hay variados sectores que sufrirán impactos considerables y que de una forma, manifestarán ese cambio en la economía del país.

Los enumeramos a continuación:

    1. Empresas de envíos y transporte que deberán hacer frente a gastos que no esperaban.
    2. El sector médico y farmacéutico con necesidades de instrumentos y materiales internacionales podría verse afectado, desde el punto de vista público y privado.
    3. Sector automotriz y grandes industrias manufactureras con gastos aproximados de 1.000K millones de USD si interrumpen operaciones.
    4. Proveedores pequeños y secundarios que mencionan las posibles pérdidas en el caso que cierren.




Expectativas ante la posición de la banca

A pesar de que la posición de los bancos podría representar una preocupación significativa en el tema económico, es un tema donde plantear sólidas medidas, podrá ser decisivo para definir una postura por parte de inversores del Reino Unido y la UE.

¿Cómo podría ser positivo? Una de las grandes expectativas que se tienen es que la banca plantee una alteración de algunas de sus ofertas de activos y patrimonio, volviéndolas más asequibles y comprensibles ante las aproximaciones de alzas y crecida de impuestos a pagar.

Eso en gran medida evitará que la incertidumbre siga creciendo, detendrá el aumento de costos y el abandono de muchas de las inversiones que se llevan a cabo en este momento en el Reino Unido, acciones que al mismo tiempo afectan globalmente a una economía más interconectada que antes.

Y esto, solo evitará la creación de nuevas empresas en el Reino Unido, panorama que tampoco brinda muchas esperanzas, ya que sin nuevos negocios, la disminución de ingresos fiscales al país será inminente y esto se sumará a los ya numerados factores que podrían provocar el aumento de los déficits en la economía.

¿Qué otros aspectos sobre los problemas que afectarán a la financiación de empresas por el BREXIT conoces? Nos encantaría conocer tu opinión.