Para estar al día sobre noticias financieras

  • La otra cara del emprendimiento
01/06/2016

La otra cara del emprendimiento

Internet está llena de artículos sobre emprendimiento y start ups, y seguramente, si has llegado este post, es porque estas indagando sobre el posible lado oscuro de emprender.
Emprender no se escapa de tener sus contras, los cuales deberás sopesar a la hora de darle arranque a tu proyecto.
Con este post no buscamos desanimarte, y mucho menos echar por tierra tus sueños, solo queremos que tengas una actitud realista-optimista de los que te espera como emprendedor. Para eso hemos elaborado una breve lista de la mayoría de las cosas que no te dicen los blogs sobre emprendimiento:

  • Es una labor de muchas horas de trabajo y esfuerzo, y seguro te traerá muchas noches sin dormir.
  • El desconocimiento del mercado y su entorno puede llevarte a un total fracaso.
  • Debes estar totalmente comprometido con tu proyecto, no desistir, no descansar hasta que llegues a tu meta, nunca abandonar.
  • La idea no es suficiente, sin trabajo no vale nada.
  • Muchos te dirán que tu proyecto fracasará, que no tiene futuro.
  • Debes comprender cómo es el funcionamiento de una empresa y cuáles son sus componentes.
  • Es absolutamente necesario que tengas habilidades directivas.
  • Debes conocer el marco legal en el cual se circunscribe tu proyecto, y por ende, en el que lo hará tu empresa.
  • Muchos proyectos de emprendimiento dan la oportunidad de tener un empleo y cierto status social, pero en el largo plazo no garantizan seguridad económica ni cuantiosas riquezas. Por tal motivo es importante, reinventarse, plantearse escenarios en los cuales el proyecto evolucione o mute.
  • Debes conocer la ley laboral de tu país, ya que, todo proyecto de emprendimiento conlleva la contratación de empleados.
  • Construir un negocio sólido puede llevarte varios años.
  • Debes tener un comportamiento responsable durante todas las etapas del proyecto, esto implica una actitud objetiva y realista sobre las bases de tus proyectos, tus ganancias y todos los compromisos adquiridos: tanto con empleados como con proveedores. Aquí no vale un “lo siento me quede sin dinero y no podré pagarte”. Es absolutamente necesario que tomes en cuenta todos los escenarios, desde el más optimista hasta el más pesimista, de este modo podrás planear cómo responder ante ellos.
  • Las estrategias que te planteas como exitosas no siempre lo son. Por eso debes documentarte, conocer el mercado y a tu consumidor.

Esto son solo algunas cosas que debes tomas en cuenta…seguramente, a medida que avances en tu proyecto te darás cuenta de otras más.

¡Te deseamos mucho éxito en tu proyecto!