Para estar al día sobre noticias financieras

  • Impuestos e imposiciones fiscales para las pymes en España
11/03/2020

Impuestos e imposiciones fiscales para las Pymes en España

Con el auge emprendimiento en España, es normal que consideres abrir tu propia empresa, sin embargo, es importante que conozcas los impuestos e imposiciones fiscales que deberás aportar ante Hacienda.

Como país, es el 4to con cotizaciones e imposiciones fiscales más altas de la Unión Europea y no es para sorprenderse, solo en España se han constituido aproximadamente 1 millón 340mil Pymes, que entre pequeñas y medianas son las que emplean hasta 250 personas.

Para la recaudación de impuestos que se realizan, es una noticia excelente, ya que de acuerdo con informaciones brindadas por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, las Pymes son actualmente el 45,8% del total de empresas que aportan con sus empleados a la Seguridad Social, es decir, casi la mitad.


Imposiciones fiscales e impuestos para las Pymes españolas

Según la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), la cantidad de aportes fiscales que los emprendedores y empresarios en España deben cotizar, ronda el 30% de los ingresos públicos de la nación, en contraste al 26% de Europa.

Ahora, entrando más en detalle, las empresas que tienen entre 11 y 49 empleados en sus operaciones son consideradas pequeñas y deben cotizar el 49,67% de sus resultados netos en impuestos.

Aquellas que tengan desde 50 hasta 250 empleados pueden ya considerarse Medianas Empresas y éstas deben destinar alrededor del 51% de sus ganancias netas a los impuestos.

Pero ¿Cuáles son tales imposiciones fiscales que sumándose, generan tan elevados pagos al fisco? De forma general, existen cuatro impuestos que también deben aportar todas las Pymes, sin contar con las demás de las que no son exentas. Aunque de forma errónea se crea que las Pymes en España deben cotizar el Impuesto a las Sociedades únicamente, dicha afirmación no es nada más alejado a la realidad.

Impuestos para las Pymes

Estos son los aportes fiscales que todas las Pequeñas y Medianas Empresas deben realizar de forma general:

  1. Impuesto a las Sociedades
  2. Impuesto sobre el Valor Añadido
  3. Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
  4. Impuesto de Actividades Económicas
  5. Impuestos regionales
  6. Impuestos locales

Y aunque no se considere un aporte fiscal, es tan obligatorio como si lo fuese: Pago a las cotizaciones de la Seguridad Social de todos los trabajadores de la empresa, representando un aporte más en la lista de gastos destinados a imposiciones por ley que debe cumplir cualquier Pyme.

DemÁs imposiciones fiscales para las Pymes

Asimismo, existen otros impuestos que debe asumir una pequeña y mediana empresa, pero que para definirlos debemos tener en cuenta la cantidad de facturación del comercio o la actividad comercial, sector y área de negocios en la que se desarrollan sus actividades.

Es por ello que en su gran mayoría, las Pyme expresan su descontento por las elevadas cargas fiscales a la que se someten; siendo casi imposible la reactivación de inversiones considerables para consolidarse dentro de su rubro, ya sea a corto o largo plazo, aumentando la imposibilidad de generar empleo y el causal de cierres por quiebras de muchas otras.

Cotizaciones e impuestos regionales y locales de las Pyme

En sí, las cotizaciones de Seguridad Social representan más de las tres cuartas partes de los impuestos que debe aportar una Pyme, y si sumamos los impuestos municipales, entonces la cantidad si puede reflejar que más de las utilidades esperadas se está aportando en impuestos y obligaciones.

Por ejemplo, el País Vasco y Navarra son comunidades con grandes presiones fiscales. Debido a sus normativas de impuestos, las Pymes destinan entre el 50,97% y el 50,31% de sus utilidades en cumplir con las imposiciones fiscales.

Y eso, nombrando exclusivamente a las Pequeñas y Medianas empresas de estas regiones; las grandes compañías de estas dos comunidades aportan más del 63% en obligaciones fiscales, si le agregamos la condición de las competencias forales, entonces el Impuesto de Sociedades dispara a un monto más alto que al resto de España.

Por otra parte, tenemos a las zonas del país donde las pequeñas y medianas empresas tienen mejor presión en cuanto a sus aportes fiscales: Castilla-La Mancha y Aragón.

Sin embargo, el monto de estas regiones no es que sea mínimo por completo, sino que en comparación a las demás comunidades y a aquellas con condiciones de competencias forestales, el porcentaje de obligaciones fiscales es de 49,5% para las Pymes y de un 61,5% para los grandes negocios.

Cotizaciones que aportan las Pymes

Cuando un pequeño o mediano empresario va a realizar la cotización de los Seguros Sociales, se registran como autónomos societarios.

Es decir, entran en un grupo de régimen fiscal completamente diferente a los autónomos de personas físicas y eso solo significa que el aporte es mayor en comparación a una persona normal.

Por ejemplo, si la cuota mínima que aportan la mayoría de los autónomos representa un estimado de 282,32 € mensualmente, para aquellos que entren en la definición de autónomos societarios o estén registrados de esa forma, el monto a cotizar mensualmente es de 365 €.

¿Puedes apreciar la diferencia? Son 81,91€ más que la mayoría de los autónomos y sin pensar que la brecha entre coberturas sociales lo vale, porque son realmente similares.

No obstante, el monto mensual que pagaría una persona asalariada en una empresa como empleado de la misma es muchísimo menor, es por ello que la mayoría decide no emprender con una nueva empresa y de esa forma, reducir la cantidad de empleo que podría generar con su mediano o pequeño negocio.

Impuestos a las Sociedades para Pymes

Este impuesto va sobre las sociedades que se constituyen e increíblemente no está destinado a gravar la facturación de las Pymes sino la obtención de beneficios en ellas.

Con esto quiere decir, que se deben restar los gastos que generan las pequeñas y medianas empresas para funcionar o llevar a cabo las actividades comerciales que las caracterizan.

Sin embargo, una vez descontados estos gastos exclusivos de las Pymes, los impuestos sólo se deben utilizar para capitalizar en mayor medida la sociedad que goza de tales beneficios y no al contrario.

Por eso, para que algún socio de alguna sociedad que por sus características se considere Pyme pueda hacer uso libre del dinero, debe recibir una renta que represente el dividendo o como nómina común y corriente.

De otra forma, podría cumplir con las obligaciones correspondientes al Impuesto sobre la Renta de Las Personas Físicas, pagando como renta del capital, o si no, como renta del trabajo.

España como país se encuentra muy lejos de brindar mejores oportunidades fiscales a los pequeños y medianos empresarios, ¿Crees que una reforma tributaria podría contribuir al aumento de más medianas y pequeñas empresas, del mismo modo que a la generación de empleo?

Estaremos atentos con tus comentarios y opiniones.