Para estar al día sobre noticias financieras

  • Cómo afrontar una caída del mercado
10/05/2020

Cómo afrontar una caída del mercado

La incertidumbre y temor que producen a los inversionistas un movimiento brusco en el mercado con tendencia a la baja, son emociones que se pueden canalizar en oportunidades para realizar una jugada favorable a la inversión, tomando en cuenta que estas tendencias del mercado son temporales.
Una caída del mercado se refiere a una desvalorización generalizada en los precios de los activos de al menos un 20% partiendo de los indicadores más recientes en ese momento. Sin duda, en estos tiempos puede ser alarmante la cifra, pero hay que manejar la situación con cautela. La intención es saber cómo actuar  cuando el mercado de valores da un golpe a sus rendimientos.
Los inversores necesitan separar sus emociones al momento de la toma de decisiones en la adquisición de activos. Lo que puede parecer un desastre en las finanzas a nivel global, en el futuro solo será recordado como un parpadeo en la pantalla del radar. Lo que realmente puede ser alarmante es la decisión que tomó en ese momento.

Alternativas para superar una baja en el mercado

Durante una caída del mercado hay dos estrategias que se pueden implementar, la más fácil es vender todos los activos disponibles evitando perder la inversión a medida que bajan los precios de las acciones, pero cuando mejore el rendimiento del mercado las ganancias obtenidas puede que no sirvan para readquirir el mismo número de acciones.
La segunda postura que se podría adoptar  es una manera defensiva, acumulando más acciones de manera sistematizada a medida que los precios disminuyen para aumentar los activos en venta, cuando el mercado se normalice esta inversión se pudiera ver duplicada. La estrategia que implementes dependerá del tiempo en que quieras ver reflejada tu inversión.

Beneficios de la inversión a largo plazo

Invertir no suele ser una táctica que se realiza de manera rápida para hacer una cantidad significativa de dinero en un corto periodo de tiempo. Por lo general es un proceso a largo plazo en el que se necesita paciencia, compromiso y mantener la calma cuando el mercado fluctúa, que sin duda alguna ocurrirá.
Muchas personas se aventuran a invertir en el mercado sin una asesoría previa y en ocasiones con la idea de tener altos rendimientos favorables a corto plazo, en este tipo de finanzas no ocurre así. Las ganancias generadas en ese tiempo pueden no sean las esperadas en relación al coste de la inversión realizada y podría ser una pérdida de tiempo si el mercado fluctúa durante ese periodo.

Obtener mejores ganancias

 Las inversiones a largo plazo son las que se pueden liquidar después de mantenerlas durante un período de varios años. Al invertir a largo plazo, puede ser más agresivo ya que se tiene un horizonte fijo, por lo que puede optar por invertir en activos que generen la tasa de rendimiento más alta.
Las inversiones a largo plazo son más adecuadas para los inversores que buscan ahorrar para un objetivo en un lapso de tiempo mayor, como  una jubilación o un fondo universitario. No obtendrá grandes ganancias si invierte dinero en un período de tres años, o si desea utilizar los fondos para un objetivo más a corto plazo, como unas vacaciones.
Como recomendación, los inversores no deben involucrarse en acciones a menos que tengan un lapso de inversión de al menos cinco años o más, y no deben invertir dinero que no pueden permitirse perder. Cuando un mercado se desploma pueden ser extremadamente destructivos.

Diversificar para amortiguar la caída

Tener parte de su inversión dispersa entre acciones, bonos y otras finanzas es el núcleo de la diversificación. La forma en la que fragmenta su cartera de inversión depende de su capacidad para arriesgarse y los objetivos trazados. La situación de cada inversor es diferente.
Una estrategia adecuada de diversificación de activos le permitirá tener varias opciones al momento de una caída vertiginosa del mercado, puede evitar los efectos potencialmente negativos resultantes de tener toda la inversión en una sola cartera.
Otro factor para elegir el tipo de inversión que le conviene, puede ser para qué va a usar el dinero. Esto puede determinar el riesgo que está dispuesto a asumir al momento de invertir.

La paciencia en un escenario de riesgo

Ante un eventual descenso del mercado practicar la paciencia es una parte importante de su plan de inversión. Está relacionado con la cantidad de incertidumbre que estás dispuesto a tolerar para lograr recompensas monetariamente satisfactorias. Está determinado por varios factores, incluidos sus objetivos, experiencia y otros recursos.
Hay expertos que no hacen más que analizar el mercado a cada momento, aun así no pueden predecir el comportamiento de los mercados, por lo que probablemente usted tampoco podrá hacerlo. Algunos aconsejan a los inversores a entrar mientras los mercados están a la baja, pero tampoco tiene forma de saber que tanto bajará ni cómo será la recuperación.

Una oportunidad ante la adversidad

Si desea aprovechar los precios bajos, considere una estrategia de promedio de costos, es decir, colocar una cantidad fija en una inversión de manera regular. Esta inversión generalmente se realizaría en un período de tiempo fijo, independientemente de lo que ocurra en los mercados financieros. Esta estrategia puede proporcionar más protección contra la inestabilidad de los mercados que invertir una gran suma de una vez.
Tener un plan de antemano para una eventual caída del mercado de valores es una buena manera de controlar sus emociones y evitar el pánico. De esta forma no le tomará desprevenido un colapso y evitará muchos de los errores que comúnmente les ocurren a los inversores durante los tiempos difíciles en las finanzas de los mercados.

Evaluar la inversión y asumir el riesgo

Cuando decida cuánto riesgo puede asumir, tenga en cuenta que cuanto más tiempo tenga para invertir su dinero, mayores serán los riesgos que puede asumir. Si necesita el dinero en un corto tiempo, elija una perspectiva financiera más conservadora para sus inversiones y opte por invertir en un tipo de activo más seguro.
El mercado es cíclico y siempre se recupera de las caídas, aunque puede tomar su tiempo en hacerlo. Al retirarse mientras los precios están bajos se corre el riesgo de perder una parte del dinero que invirtió inicialmente. Controlar sus emociones y pensar de manera racional ayuda en caso de una caída del mercado. No retire su dinero, deje que los precios de las acciones se recuperen poco a poco.