FAQ

Información de Interés sobre el Descuento de Pagarés

Las dudas más frecuentes que le puedan surgir, se las respondemos de forma clara y sencilla, para que en todo momento sepa cuales son las opciones que tiene en nuestros servicios.


El limite de importe en el descuento de pagarés está en función de su propia solvencia o garantías. Famisa siempre analiza la solvencia y capacidad económica del emisor del pagaré, otorgándole una clasificación concreta que determina el importe máximo a descontar respecto de dicho emisor.

El descuento de pagarés en Famisa no tiene costes de apertura de líneas de descuento, ni gastos de intervención por firma de pólizas o mantenimiento de cuentas. Tampoco exigimos la contratación de otros productos financieros (tarjetas de crédito, seguros de vida, etc.), como suele suceder con las entidades bancarias. Nuestro cliente sólo paga por las operaciones que realiza.

El coste final de las operaciones siempre se calcula en función de diferentes variables, como son el plazo, el importe del pagaré y la calificación de riesgo del librado. Nuestro cliente siempre conocerá el coste total del descuento cuando se aprueba la operación.

El estudio y análisis de viabilidad no supone ningún compromiso para el cliente, aunque no llegue a formalizarse operación alguna.

Para conocer si puede descontar sus pagarés en FAMISA únicamente debe enviarnos por correo electrónico a famisa@famisa.es o al fax (91 591 37 01):
Fotocopia de los efectos que se quieren descontar y de las facturas o documentos causales a los que correspondan los mismos

En FAMISA trabajamos en el cobro de pagarés, tanto 'a la orden' como 'no a la orden', emitidos o aceptados tanto por personas físicas como personas jurídicas y domiciliados en una cuenta bancaria nacional. También se podemos anticipar letras de cambio aceptadas en modelo oficial timbrado y talones.

Como norma, al igual que en el sector bancario, solemos anticipar pagarés que no superen los 180 días desde su emisión hasta su vencimiento, no obstante, realizamos operaciones de mayor vencimiento en determinados casos. Consultenos su caso particular para ofrecerles la mejor solución a su necesidad.

Un pagaré es un documento en el que alguien se compromete a hacer el pago de una cantidad monetaria, dicha cantidad ha de pagarse en un lugar y tiempo determinado.

Un pagaré a la orden representa una obligación de una cantidad monetaria que ha de pagarse, la cual es transmisible por endoso, sin nuevo consentimiento del deudor.

También conocida como Sociedad Limitada (SL), es el tipo de sociedad mercantil más utilizada por pequeños empresarios y autónomos. Debido a las características de las SL, los empresarios pueden limitar su responsabilidad al capital aportado.

El IBEX 35 (creado en año de 1989) es un índice de referencia del mercado bursátil español compuesto por las cotizaciones de las 35 empresas más importantes de España. Estas cotizaciones son medidas en términos de capitalización y no dependen del sector en el que operen estas empresas. Es el índice utilizado como referente para la contratación de productos financieros como planes de pensiones y fondos de inversión.

El tipo de cambio es la tasa que marca relación entre el valor de dos divisas, entendiéndose entonces que, el tipo de cambio visto de una forma simple, es la cantidad de una divisa determinada que necesitamos para comprar otra.

Inseguridad o incertidumbre asociada a cualquier forma de financiación. El riesgo puede derivarse de cambios o fluctuaciones en el mercado o cambios en tasas de interés. Los tipos de riesgos más conocidos son: riesgo de mercado, riesgo de crédito, riesgo de liquidez, riesgo operacional y riesgo de reinversión.

Se entiende por activo cualquier bien que posea una empresa, pyme, autónomo, organización, institución o particular que pueda convertirse en dinero; es decir, todos los bienes y derechos con valor monetario que son propiedad de empresas o particulares. Los activos se clasifican de la siguiente manera: activos circulantes o corrientes y activos no circulantes que incluyen: activos fijos, activos intangibles, inversiones, cargos diferidos y otros activos no circulantes.

Es un documento de orden de pago en el que una persona ordena a otra que le pague a un tercero. Los actores que intervienen en esta transacción son entonces, el librador (quién ordena) el librado (quién recibe la orden) y el tomador o beneficiario.